INTRODUCCIÓN

Denominada “la epidemia del siglo XXI”, 240 millones personas padecen esta enfermedad en el mundo. En la Argentina, el 8,5 % de la población es diabética. Se estima que hay más de dos millones y medio de diabéticos, pero un alto porcentaje de la población no lo sabe.

¿Qué es la Diabetes?

Es una enfermedad crónica que se caracteriza por niveles altos de azúcar (glucosa) en sangre.

Diabetes = azúcar en sangre

¿De dónde proviene la glucosa?                                                                                                                         

De todos los alimentos que consumimos.

¿Cuál es la función de la glucosa en nuestro cuerpo?

La función de la glucosa es darnos energía para realizar nuestras actividades.

¿Cómo llega la glucosa al interior de la célula?

Ingresa a través de la insulina, una hormona producida por un órgano llamado páncreas. La insulina vendría a ser como el “portero” de un edificio: abre la puerta a la glucosa para que entre en el edificio (célula).

¿Qué significan los números del laboratorio?

Los números del laboratorio reflejan la glucosa en sangre; la cual si está elevada, , es porque el azúcar se encuentra en la sangre y no en el interior de la célula para producir energía.

El azúcar puede estar dentro de la célula o fuera de ella (en el torrente sanguíneo).
Si está en la célula, los valores de azúcar en sangre serán bajos. Si está en la sangre, los valores serán elevados.

¿Por qué no entra la glucosa en las células? ¿Qué se necesita para que el azúcar entre en las células de nuestro cuerpo?

El problema es que cuando el “portero” (la insulina) “no está” o funciona mal, la glucosa se queda fuera del edificio (es decir en la sangre), y por eso la persona con diabetes tiene valores elevados de glucosa en sangre.

Entonces, ¿el problema de la Diabetes es un problema de insulina?

El problema principal de la diabetes está en la insulina debido a:

1. Falta de producción (Diabetes tipo 1): problema con el páncreas, que ya no produce insulina. No hay “portero” que abra la puerta a la glucosa. El portero simplemente no está.
2. No hay falta de producción de insulina (Diabetes tipo 2): Hay producción suficiente de insulina pero ésta no puede abrir la puerta a la glucosa, porque la cerradura se encuentra “oxidada” u “obstruida”. En los últimos estadios de la diabetes tipo 2 disminuye la producción de la insulina y ésta comienza a faltar, esto es cuando el paciente pierde peso repentinamente. Ampliar el tema: La diabetes como mecanismo de protección.
A consecuencia de este problema, la glucosa queda fuera de la célula. Los valores de azúcar en sangre aumentan por encima de 126 mg/dl, lo cual se comprueba en un análisis de sangre, como una glucemia elevada, y por ende se realiza el diagnóstico de diabetes.

¿Qué es lo que oxida, obstruye o ensucia las células de nuestro cuerpo, de modo que la insulina (el portero) no pueda hacer su tarea?

Lo que causa este problema es la grasa, la obesidad y el sobrepeso, especialmente la grasa abdominal. Esta es la más peligrosa y es reflejo de lo que está ocurriendo dentro de cada célula, rodeada de una capa de grasa: se encuentra “oxidada”, “obstruida” y por lo tanto la insulina no puede actuar. Las células cargadas de grasa a su alrededor no permiten actuar a la insulina, la resisten, fenómeno que se conoce como resistencia a la insulina. Ampliar el tema: La diabetes como mecanismo de protección.

En conclusión, el concepto de que la diabetes es una cuestión de consumo de azúcar solamente es cosa del pasado. Actualmente la diabetes no es sólo un problema de azúcar sino también de grasas.

Entonces, ¿dónde está el problema principal de la Diabetes tipo 1?

El problema principal de la Diabetes tipo 1 está en el páncreas, que en cierto sentido dejó de funcionar o se murió, y por ello no hay una producción suficiente de insulina.

¿Qué me debe de quedar claro en cuanto a la Diabetes tipo 2?

El problema, por un lado, está:

 1. En las células que se encuentran rodeadas con una capa de grasa y resisten a la insulina; de este modo las células han que sea difícil para la hormona insulina transportar la glucosa a las células.

2. Cuanta mayor sea la cantidad de grasa que rodea a las células, mayor será la resistencia a la insulina y mayores, también serán las necesidades de insulina medicada por parte del paciente diabético.

Cuanto mayor sobrepeso tenga el paciente, mayor será el riesgo de desarrollar Diabetes tipo 2. Algunas personas susceptibles pueden desencadenar la Diabetes incluso con cantidades moderadas de exceso de grasa en el cuerpo. Tan sólo 2 kilogramos extras de peso pueden inhibir la actividad de la insulina de nuestro organismo.
Así, el páncreas se verá forzado a producir mayores cantidades de insulina para satisfacer las necesidades de las células y, ¿qué cree usted que se produce después de diez o veinte años de exceso de trabajo del páncreas? Comenzará a producir menos insulina, pero aunque baje su producción seguirá siendo suficiente para suplir las necesidades de una persona delgada.

Debe quedarnos en claro que la palabra clave para relacionar con la diabetes es “grasa”.

La Diabetes tipo 2 no es una enfermedad por deficiencia de insulina ni por falla del páncreas, por lo tanto es totalmente reversible al perder peso.

En la Diabetes, ¿hay una zona gris?

Si usted se ha realizado un análisis de sangre en ayunas y en el laboratorio obtuvo un valor por debajo a 126 mg/dl quizá le hayan dicho que esto es normal, pero puede no ser cierto. La diabetes no es una cuestión de blanco (no la tengo) o negro (sí la tengo), sino que hay un área gris que se puede detectar cuando sus valores de glucosa en ayuna (glucemia) están por encima de 101 mg/dl. y menores a 126 mg/dl. En este caso podríamos decir que usted no padece diabetes, pero se encuentra en una zona de alto riesgo para padecerla, especialmente si tiene sobrepeso y antecedentes familiares. En este caso le recomiendo que realice una curva de tolerancia a la glucosa y cambios decisivos en su estilo de vida, porque está en riesgo de sufrir diabetes en el futuro. En conclusión, si su glucemia está por encima de 85, es anormal.

Entonces, ¿cuál es el nivel ideal de glucosa en sangre en ayunas?

El nivel ideal es menos de 85 mg/dl.

¿Cuáles son los tipos de diabetes?

Los más conocidos son tres tipos, y se podría agregar a estos un estado pre-diabético conocido como intolerancia hidrocarbonada. Y algo más avanzado sería el síndrome metabólico, que es un conjunto de varias enfermedades (diabetes-resistencia a la insulina, obesidad, colesterol y triglicéridos elevados, e hipertensión).


ENLACES RELACIONADOS:

Diabetes tipo 1: juvenil – insulino dependiente

Diabetes tipo 2: del adulto -resistencia a la insulina.

Diabetes gestacional o del embarazo.

Pre–diabetes (intolerancia hidrocarbonada).

Síndrome metabólico.