MUY CIERTO!!!!

                                                                                                                  

 

De la misma manera que somos lo que comemos, también llegamos  a ser lo que pensamos. Los pensamientos, son la causa de nuestros sentimientos (angustia, ansiedad, depresión, ira, enojo, etc.) 

Por eso para alcanzar la salud mental y así la felicidad, es de  suma importancia controlar nuestras conversaciones internas, al igual que la interpretación de los eventos externos que nos suceden.

El hecho de decirnos: soy una fracasada, todo me sale mal, que rabia, me fue mal, las cosas no salen como quiero, no me gusta, no me quiere, no aguanto más, no lo soporto, soy una gorda fea,  etc. 

Seria mejor remplaza estos pensamientos,  con otros pensamientos saludables como por ejemplo:

“A los que aman a Dios todas las cosas le ayudan a bien” Romanos 8:28

Si hay un problema con el pasado, “Olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está adelante” Filipenses 3:13 

Ya Salomón nos lo había dicho “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él” Proverbios 23:7

En mi práctica médica veo a diario que el querer tener control de todas las situaciones que nos pasan en la vida, el no aceptar los planes de Dios, el querer que se nos den ciertas cosas y desesperarnos cuando no se nos dan, todo esto genera ansiedad. En este contexto vi que los pacientes que le dejaban todo el control a  Dios y por así decirlo le daban permiso para que maneje sus vidas (el timón del barco) y que las cosas se den o no en forma natural, vi que estos pacientes eran los más felices y los menos ansiosos,

Y tu ¿Que harás? Dejarás que Dios dirija tu vida, incluso cuando te gustaría que las cosas fueran diferentes? ¿Confiaras en su sabiduría en vez de la tuya?  ¿Tratarás de forzar las cosas? ¿Seguirás anticipándote a los eventos antes que estos ocurran (crearte un mundo de problemas en tu mente) y  ponerte mal por si las cosas no se dan como tu sueñas? ¿ ¿Seguirás pensando que si ocurre esto o lo otro entonces si serás feliz?  Esto te lleva muchas veces a que mientras “caminas” a esta supuesta felicidad,  seas “largamente” infeliz en el proceso, es decir ciertas metas  o sueños o la perfección que te propusiste al hacer alguna tarea y que al alcanzar estas cosas se suponía que iban hacerte más feliz, muy por el contrarío durante el proceso por alcanzarlas te desgastan y no hacen feliz en la lucha por alcanzarlas, sufres más de la cuenta y no compensa el costo/beneficio. 

Solo comparto esta reflexión para que seas más feliz, para que vivas más a pleno, para que disfrutes más de la vida y no te encierres en tus pensamientos, que muchas veces por los objetivos o metas que te propones puedes estar predisponiendote (sin quererlo) a ser infeliz!!! Decide hoy a ser feliz, deja simplemente que tu vida sea, aunque no todo se te de como lo soñabas o querías, recuerda que aún así puedes ser feliz. 

Related posts:

MUSICOTERAPIA...
"SI COMEMOS MAL EN FORMA INMEDIATA SE AFECTA EL ÁREA MAS DELICADA DE NUESTRO CUERPO QUE ES ...
“CONVERTIMOS PROBLEMAS COTIDIANOS EN TRASTORNOS MENTALES”

2 Comentarios

  • Ana
    06.08.16

    Que hermosa reflexión! Que sanador es dar lugar a Dios para tome el control de nuestra vida, el timón de nuestro barquito!… Menos cargas, más paz, más tranquilidad, entusiasmo, más salud! Gracias Dr. Bitsch

  • pachelbel
    14.05.13

    Muy bueno!!!!
    En resumen, vivir entregando sin reservas todo a Dios. Fe absoluta, pase lo que pase y cueste lo que cueste.
    Él dió todo por nosotros y lo ùnico que tenemos para darle es un corazon lleno de pecado. Que transaccion injusta pero llena de amor. El dia que lograste darle todo por completo, perdes todos los temores, tu fe se agiganta y empezas a vivir la verdadera felicidad. Que padre amante que tenemos!!!

Dejanos tu Comentario