Sobre Su Autor

Acerca del Doctor T. Colin Campbell


Durante más de cuarenta años, el doctor T. Colin Campbell ha estado a la vanguardia de la investigación nutricional. Su legado, el Proyecto de China, es el estudio más integral de la salud y la nutrición jamás realizado en toda la historia. El Dr. Campbell es profesor emerito de Bioquímica de la Universidad de Nutrición de Cornell (La institución más prestigiosa en investigación científica de los EE.UU.). Cuenta con más de setenta años de revisión de investigaciones, es el autor de más de 300 trabajos de investigación y coautor del best-seller El Estudio de China: consecuencias alarmantes para la dieta, la pérdida de peso y la salud a largo plazo.

Mis comentarios:

El Dr. Campbell se crió en una granja, ¡y pensaba que el queso y los lácteos eran fabulosos!

Por lo tanto su deseo fue salvar al mundo en base a una alimentación similar, basada en la proteína animal. De esta manera empezó a encaminarse para lograrlo.

Para ello obtuvo un doctorado como bioquímico de la nutrición. Dicho posgrado se basa en el estudio de la nutrición como una ciencia. Si bien la ciencia nutricional se compone de diversos estudios en los componentes de los alimentos, la investigación bioquímica en este ámbito se centra principalmente en la definición de normas dietéticas para el público en general.

Sobresalió tanto en lo que hizo que fue uno de los dos científicos más destacados por haber tomado una parte vital en el primer informe sobre la relación entre el cáncer y alimentación dela Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos (NAS), que es la academia nutricional mas importante de este país, donde en base a investigaciones realizan las recomendaciones nutricionales de cada nutriente.

Fue, además, el asesor principal del Instituto Americano de la Investigación sobre el Cáncer (AICR).

Campbell es médico y profesor emérito de Bioquímica dela Nutrición de la Universidad de Oxford. (Curriculum Vitae)

Sin embargo, con el tiempo se presentó un problema: el doctor Cambpell aprendió que el queso y la leche no eran tan buenos después de todo. Cuando él y sus colegas llegaron a esta conclusión, se dieron cuenta de que este descubrimiento era de una importancia incalculable, que podría ayudar a salvar el mundo, pero al mismo tiempo no fue mirado con buenos ojos por las poderosas industrias alimentarías, farmacológicas, establecimientos gubernamentales y universitarios. Todos ellos lo intimaron para que no publicara sus descubrimientos, le dijeron que debería estudiar otros temas y hasta le indicaron las conclusiones a que debería arribar después de estudiar tales temas.

Pero a pesar de toda la presión psicológica, el Dr. Campbell no podía mantenerse callado, y no le importó cuáles fueran las consecuencias de esto. Lo destacable es que no sólo descubrió la verdad, sino que también la dio a conocer a pesar de la mucha oposición a la que tuvo que hacer frente. Todo lo hizo por el bien de nuestra salud.