¿QUÉ CAMBIOS PUEDO EMPEZAR HACER SI ESTOY ENFERMO?

Remedios Sencillos y Seguros

Con respecto a lo que podemos hacer por nosotros mismos, hay un punto que requiere una consideración cuidadosa y concienzuda. Debo conocerme a mí misma, siempre debo aprender cómo cuidar este edificio, el cuerpo que Dios me ha dado, a fin de preservarlo en la mejor condición de salud posible.                                                                                                                

1. Debo consumir aquellas cosas que me mantendrán en mejor condición física.
2. Debo cuidar especialmente de vestirme en forma tal que  permita una circulación saludable de la sangre.
3. No debo privarme de ejercicio, ni del aire.
4. Debo recibir toda la luz del sol que me sea posible obtener.
5. Debo actuar con sabiduría para llegar a ser un fiel guardián de   mi cuerpo. Sería muy imprudente que entrase en una habitación fría cuando estoy transpirando; sería un mayordomo infiel si me sentase en la trayectoria de una corriente de aire, exponiéndome de ese modo a contraer un resfrío.
6. Actuaría insensatamente si me sentara con las manos y los pies fríos, privando de este modo de sangre a las extremidades y congestionando el cerebro o los órganos internos.
7. Siempre debo proteger mis pies de la humedad.
8. Debo comer regularmente los alimentos más saludables para producir la sangre de mejor calidad.
9. No debería trabajar con intemperancia si está en mí el poder impedirlo.
10. Cuando he violado las leyes que Dios ha implantado en mi ser, debo arrepentirme y llevar a cabo una reforma, y colocarme en la condición más favorable bajo el cuidado de los médicos que Dios ha provisto:
11. El aire puro.
12. El agua pura.
13. La valiosa luz del sol de propiedades curativas.
14. La utilización de hierbas medicinales.
15. La oración.

[Carta 35, 1890 (A un obrero en el campo misionero)]. (MS II 340-342)

Recuerde: “Nueve de cada diez casos”

“Si los enfermos y los que sufren tan sólo obraran perseverantemente en la forma que saben que deberían hacerlo en lo que atañe a vivir de acuerdo con los principios de la reforma pro salud, entonces en nueve de cada diez casos sanarían de sus padecimientos.“(Medical Ministry, págs. 223, 224 [Manuscrito 22, 1887]).” (Mensajes selectos tomo 2. Página 330)                                                                                                                                                                   

Le recomiendo que lea la sección Factores que influyen en su salud