TU FRACASO APARENTE…

EL VERDADERO CAMINO AL ÉXITO: Tu Fracaso Aparente…

 

Contrario a lo que muchas personas piensan mi vida se caracterizó por un suceso de aparentes fracasos y sueños rotos…….

 

Podría contarles innumerables historias de esto, pero hoy en día puedo ver que el sufrimiento no fue en vano, y que finalmente los planes de Dios están teniendo éxito, que era lo que al fin buscaba. Si hoy me preguntaran, te gustaría tener los mismos fracasos, contestaría: no solo que me gustaría, LOS QUIERO TENER… porque HOY puedo ver que los mismos fueron la preparación para el éxito de muchos logros en diferentes etapas de mi vida. Sin los mismos no tendría la las herramientas y la EXPERIENCIA DE VIDA para ayudar a mis pacientes y a la gente que lo necesita. Así que NO TE DESANIMES… las cosas no son siempre lo que aparentan ser o lo que pensamos que son.                                                                                                                                            

“Muchas veces nuestros planes fracasan para que los de Dios respecto a nosotros tengan éxito. . . En la vida futura se aclararán los misterios que aquí nos han preocupado y chasqueado. Veremos que las oraciones que nos parecían desatendidas y las esperanzas defraudadas figuraron entre nuestras mayores bendiciones. (Nota: MC, 375, 376.*)”                                                                           

“Muchos que consagran sinceramente su vida al servicio de Dios, se chasquean y sorprenden al verse como nunca antes frente a obstáculos, y asediados por pruebas y perplejidades. Piden en oración un carácter semejante al de Cristo y aptitudes para la obra del Señor, y luego se hallan en circunstancias que parecen exponer todo el mal de su naturaleza. Se revelan entonces defectos cuya existencia no sospechaban. Como el antiguo Israel, se preguntan: “Si Dios es el que nos guía, ¿por qué nos sobrevienen todas estar cosas?” Les acontecen porque Dios los conduce. Las pruebas y los obstáculos son los métodos de disciplina que el Señor escoge, y las condiciones que señala para el éxito. (MC, 373)

Related posts:

¿PROBLEMAS NO RESUELTOS?
TOMA TU CRUZ QUE DIOS TE AYUDA

Dejanos tu Comentario